Wisin: “Yo era un poquito fuerte”

El reguetonero reflexiona sobre lo que le ha costado llegar hasta donde está.
Nueva York. Luego de dos décadas de trayectoria, el afán por seguir cosechando éxitos en el género urbano sigue presente como en el primer día. Pero las prioridades en el plano personal, han cambiado.

Para el reguetonero Wisin, la música no solo le ha traído glorias y experiencias invaluables, sino que también lo ha sensibilizado.

“¿Tú sabes qué? Tuve muchas guerras en el género”, compartió con Primera Hora luego de la exitosa presentación del espectáculo Como antes junto a Yandel en el Madison Square Garden (Nueva York) el pasado 8 de junio.

“Yo era un poquito fuerte en muchos aspectos. Tenía una mentalidad diferente y antes posteaba y le daba crédito a gente que verdaderamente no era importante en mi vida”, agregó el artista, quien desde hace un tiempo comparte constantemente en las redes sociales instancias con su esposa, Yomaira Ortiz.

“Después de 20 años en la música, aprendí que es imposible hacer cosas grandes a nivel profesional si tu vida personal es un desastre, así que trato de hacer un balance. No somos perfectos, seguimos creciendo”, confesó en su camerino, rodeado de su familia y amistades. “Pero qué bueno que (Yomaira) está aquí conmigo, que mis hijos disfrutan de mis éxitos, que pueden entender lo que hago. No tan solo es el glamur. Es el sacrifico, el ir al estudio todos los días, el planificar un espectáculo, el estar trabajando todos los días para llevarle alegría al pueblo”, detalló el padre de Yelena y Dylan.

No obstante, no deja de lamentar los sacrificios que conlleva trabajar para llevarse prestigiosos galardones a casa, incluyendo varios Latin Grammy, Latin Billboard y un Grammy anglosajón.

“Hay muchas cosas que uno como artista cuando está viajando se limita, que es ver a tus hijos. Llegas y tus hijos están diferentes. Mi hija ya tiene 10 años, es una mujercita ya. En muchos aspectos es difícil”, insistió pensativo el artista, natural de Cayey.

Sobre la oportunidad de volver a juntarse con su compueblano, Yandel, tras su separación en 2013 para repetirle al público a través de la gira Como antes la química explosiva que los caracteriza como dúo, confesó sentirse afortunado.

“Es una bendición porque son 20 años de carrera llevándole alegría al público. Estamos cerrando grandes contratos. Una gira mundial muy grande”, adelantó con marcado entusiasmo la voz de Vacaciones y Si tú la ves, quien consideró la efusiva recepción de la fanaticada durante el espectáculo en “el Garden” como un gran triunfo.

“Esto fue solo un precedente para que la gente entienda lo que podemos hacer y lo que todavía podemos brindarle al público. Que todavía podemos darle algo en la música”, expresó sobre la presentación en el recinto, que constituye la tercera como dúo.

Y si acentuado fue el propósito para entretener a la fanaticada en suelo neoyorquino, para su tierra natal prometió mayor compromiso. Máxime cuando han logrado vender siete funciones, estableciendo un nuevo récord en el Coliseo de Puerot Rico.

“En Puerto Rico vamos a tratar de apretar un poco más en el sentido de más invitados. Y aparte de llevarle un gran espectáculo, es llevarle un bálsamo, esto después de (el huracán) María y todas las situaciones que están pasando. Esto va a ser una fiesta con un precio accesible para que el pueblo pueda disfrutar”, aseguró Juan Luis Morera Luna, su nombre verdadero, sobre el el show que presentarán a partir del 30 de noviembre.

Clave la unión

Al analizar el auge del reguetón a nivel internacional, considera que uno de los aspectos determinantes para que saliera de la sombra donde se encontraba en sus orígenes tras las críticas y los rechazos, ha sido la dinámica de colaboración entre los exponentes urbanos.

“Todos los artistas quieren trabajar en la música urbana porque hemos demostrado unión. Es importante que la gente lo entienda, que trabajamos de la mano. Que no hay egos. Creo que por eso el género sigue establecido y sigue creciendo”.