Tumor casi desfigura rostro de la protagonista de “The Crown”

La actriz admite que se siente “afortunada de tener una cara”.

Claire Foy no ha tenido una vida fácil. Pese a que hoy en día disfruta de su éxito como actriz tras protagonizar la serie “The Crown”, tuvo que dar una dura batalla para llegar a donde está.

Así lo reveló en entrevista con The Sun, donde se sinceró por primera vez sobre el tumor ocular que estuvo a punto de desfigurar su rostro cuando tenía solo 17 años.

“Fue horrible y me tuvo muy debilitada durante mucho tiempo, pero por otro lado hizo darme cuenta de que debía luchar por el tipo de vida que quería tener”, confesó.

De acuerdo a sus palabras, los problemas de salud que sufrió en su adolescencia la hicieron más fuerte.

“Posiblemente no habría sido capaz luego de sacar el coraje que necesitaba para apostarlo todo a mi deseo de estudiar teatro”, agregó.

Foy admite que se siente “afortunada de tener una cara”, ya que el tratamiento no fue nada de fácil.

“Tuve que tomar esteroides durante un año y medio y eso te hace ganar mucho peso y te deja la piel muy deteriorada”, recordó.

La actriz que ha sido ovacionada por su papel de reina Isabel en la serie de Netflix, también enfrentó una artritis en su juventud que le hizo abandonar su sueño de ser bailarina y la mantuvo con muletas por algunos años.

Todos esos recuerdos de lucha contra la enfermedad los tuvo que revivir luego de que su marido, Stephen Campbell Moore, fue diagnosticado de cáncer cerebral en 2016, mientras ella se encontraba en el rodaje de la segunda temporada de “The Crown”.

Afortunadamente el tumor resultó benigno y todo salió bien. Foy, quien nació en Inglaterra, admite que le ha costado asumir su éxito y que nunca sintió que “fuera la chica más guapa o con más talento” de su generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.