Rivers a Kerr: “Suavecito con Westbrook”

Si Doc Rivers pudiera darle un consejo a Steve Kerr, probablemente le diría que se olvide de Kevin Durant y de Stephen Curry durante el Juego de Estrellas de la NBA.

Y que, en vez, se preocupara por hacer feliz a Russell Westbrook.

Rivers dijo que su estrategia cuando dirigió el clásico de mediados de temporada fue asegurarse de que los jugadores que pudieran derrotar a su equipo luego en la temporada no estuviesen molestos con él, aunque eso le costase tiempo de juego a sus propios jugadores.

“Me aseguré de que los otros jugadores me quisieran”, dijo Rivers. “Sabía que mis jugadores me querían, así que eso no fue una preocupación”.

Kerr dirigirá el equipo de la Conferencia del Oeste en el partido del domingo en Nueva Orleans, y su equipo incluirá cuatro de sus jugadores en Golden State y a Westbrook.

A juzgar por la manera en que Durant y Westbrook se ladraron mutuamente el sábado cuando los Warriors jugaron en Oklahoma City por primera vez desde que Durant cambió de equipo el pasado verano, queda claro de que todavía hay resentimientos.

Rivers dirigió a la Conferencia del Este en el 2008 y en 2011 cuando estaba con Boston, y este ni se molestó en preguntarle a los integrantes de los Celtics con quien querían jugar, o cuanto tiempo querían jugar.

“Yo los dejaba en el banco”, dijo Rivers. “Pero no quería que algún jugador viniese a echarnos 50 luego cuando jugáramos contra su equipo, así que fui realmente dedicado en eso y fui a cada jugador y le pregunté ‘¿Quieres jugar?’ ‘¿Cuanto tiempo quieres jugar?’”.

Kerr llevó al oeste a una victoria en el 2015 en su temporada de dirigente novato. Dijo que recuerda haber felicitado a los jugadores y el haber bromeado con ellos con un vídeo –lo cual podría no funcionar esta vez dada la intensidad de Westbrook– y recuerda que dirigió muy poco hasta el final del juego.

“Recuerdo haberle dado la bola a Chris Paul siete veces corridas y luego voltearme para decirle a mis coaches ‘qué fenomenal trabajo como dirigente fue ese que acabo de hacer. Darle la bola a Chris así como si nada’”, bromeó Kerr. “A nadie más se le pudo haber ocurrido”.

Varios los lesionados

El canastero de los Cavaliers de Cleveland, Kevin Love, no jugará en el encuentro de esta noche contra Minnesota debido a una adolorida rodilla izquierda que requerirá tratamiento durante la semana y podría afectar su status para ver acción en el Juego de Estrellas del fin de semana.

Además de Love, hay unos pocos jugadores con planes para el Juego de Estrellas que batallan lesiones.

Aaron Gordon, de Orlando, quien está de regreso en el concurso de donqueos tras perder una apretada competencia el pasado año ante Zach LaVine, se recupera de un hueso lastimado en su pie derecho.

El novato de los Sixers, Joel Embiid, quien debe estar en el Rising Stars Challenge y en otra prueba de destrezas, ha perdido nueve partidos consecutivos con la rodilla izquierda lesionada.