Congreso peruano vota en contra de la vacancia de presidente Kuczynski

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, sobrevivió el jueves por escasos votos a ser destituido por el Parlamento luego de que se le acusara de ocultar sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

A la oposición comandada por el poderoso partido opositor Fuerza Popular, dirigido por su rival Keiko Fujimori, le faltaron 8 votos para aprobar el pedido de remoción del presidente.

Un total de 79 legisladores votaron a favor de la destitución, 19 en contra y hubo 21 abstenciones en el parlamento unicameral de 130 miembros, una sorpresiva pero estrecha victoria para el mandatario, que podría acarrear un costo alto para su ya debilitado gobierno.

Se necesitaban 87 votos para destituir a Kuczynski por “incapacidad moral permanente”, un número que los opositores no lograron alcanzar pese a aliarse con algunos legisladores independientes. Algunos de sus ministros y los 17 legisladores oficialistas, la bancada más diminuta desde 1995, saltaron de alegría y se abrazaron en el parlamento.

Según Cecilia Chacón, una importante legisladora del partido “fujimorista” que domina el Congreso, Kuczynski habría logrado dividir al grupo opositor con la promesa de liberar al exmandatario Alberto Fujimori, padre de Keiko, y que cumple una condena por abusos a los derechos humanos. El legislador Kenji Fujimori, hermano menor de Keiko, fue uno de los que se abstuvo de votar. ,

Kuczynski salió al balcón de su casa en el barrio más rico de Lima, saludó a sus vecinos y algunas decenas de simpatizantes. Poco antes escribió en su cuenta de Twitter: “Peruanos. Mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”.

El Parlamento unicameral de Perú mantuvo un debate de más de 10 horas que puso en peligro la continuidad de Kuczynski, acusado de ocultar sus vínculos con Odebrecht.