Censo de 2020 preguntará a las personas si son ciudadanas

Para el próximo censo de EE.UU., que se hará en el 2020, el gobierno de Donald Trump ha introducido una nueva pregunta que genera gran polémica: si una persona es ciudadana o no del país, según informó el Departamento de Comercio el lunes. Esta consulta no se incluye en el documento del censo nacional desde 1950 y ha sido criticada duramente por demócratas y activistas, que consideran que significará que numerosas personas rechacen responder, lo que alteraría el resultado.

En el comunicado del Departamento de Comercio, dirigido por Wilbur Ross, se indica que se ha “determinado reinstalar la pregunta sobre la ciudadanía en el censo del 2020 porque es necesario para dar datos completos y precisos”, lo que permitiría establecer el número de personas con derecho al voto.

Esta iniciativa debe ser confirmada por el Congreso, que hacia finales de marzo tendrá que validar todas las preguntas.

Los críticos cuestionan la iniciativa y la ven en la línea de una política migratoria más dura bajo el gobierno de Trump, que ha hecho de este tema uno de sus principales objetivos. Los defensores de los inmigrantes sostienen que la inclusión de esta pregunta llevará a los indocumentados o residentes legales permanentes con lazos con personas sin documentos a no cumplimentar el censo, lo que falseará los datos.