7 tips para retener a los clientes en tu tienda

Muchas veces los emprendedores hacen todo lo posible para montar su negocio,con los últimos detalles, pero no siempre se obtienen los resultados esperados.

Por suerte, hoy te ofrecemos algunos consejos de cómo cautivar a los consumidores para que no vayan a la competencia luego de entrar al negocio.

1. Establecer algunas promociones

Aunque no es algo innovador, ninguna empresa debe ignorarlo. Un esquema básico es una promoción que se vuelve permanente, como es el caso de los “martes de 2×1”, que es una manera de incentivar la compra de manera constante.

2. Procurar tener todos los productos

Hay que pensar que los clientes siempre tienen el “hábito” de comprar sus cosas en el lugar que siempre lo tienen. Entonces, se debe hacer lo mismo en el negocio. Por ello hay que asegurarse de tener suficiente producto en existencia para que el cliente siempre encuentre lo que busca.

3. Ofrecer siempre cosas nuevas

Una vez que se tengan aseguradas los productos en el almacén, se deben lanzar nuevos productos al mercado. Y esto porque el cliente siempre busca novedades. Por eso que cada cierto tiempo se pueden realizar ventas especiales de productos importados. La clave: si se ofrece variedad, el consumidor regresará una y otra vez para ver qué novedades encontrará.

4. No descuidar el servicio

A nadie le gusta estar donde lo traten mal. Así que el mejor antídoto para evitar que esto suceda es ofrecer siempre un buen servicio. Los empleados deben tener el mejor trato personal, deben procurar recordar el nombre de los clientes e incluir servicios complementarios.

5. Identificar a los clientes premium

Sin duda que habrán clientes que compran mucho más que los demás. Así que se debe hacer una segmentación de la clientela con base en frecuencia, gastos de compra y valor económico futuro. Y, claro, tratarlos diferente ofreciéndoles las mejores condiciones de compra, servicios innovadores y una atención al cliente exclusiva.

6. Brindar seguridad

En todas las compras intervienen varios factores de riesgo. Los dos más comunes son el funcional y el financiero. El primero es el riesgo que el servicio no funcione como debiera y, el segundo, es el riesgo de pagar más por algo que vale menos.

Así que una manera de fidelizar al cliente es minimizando esos riesgos. Hay que ofrecer garantías honestas y generosas por mal funcionamiento, por lo que se debe dar una rebaja adicional si el cliente encuentra el mismo producto más barato en otro lado.

7. Definir qué tipo de retención es la que se desea provocar

Hay muchas maneras de hacer que los clientes se mantengan activos. Por ejemplo, se podría incrementar la frecuencia de compra mensual. Si la compra es de dos veces al mes, el objetivo sería aumentar ese número a tres o cuatro para que el monto de las compras aumente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.